3

Nacida en Los Ángeles, está rompiendo el molde en un género conservador.

Escrito por Kelsey Whipple (7 de noviembre del 2013)

Al lado de los otros cuatro componentes de su grupo de K-pop, chicas que parecen muñecas y que tienen un tono de voz perfecto, Amber Liu está fuera de lugar. Para los principiantes, Amber es de Los Ángeles y sus padres son de Taiwán.

Lo que destaca, más que nada, es su apariencia. Mientras que sus compañeras, siempre a la moda, llevan faldas y vestidos a conjunto, Liu se aferra a los pantalones cortos, camisetas ajustadas y chaquetas de estilo masculino. Lleva el pelo corto, también de estilo masculino. Hace flexiones con sus fans y juega a baloncesto con estrellas masculinas del K-pop. Lleva gorras de béisbol y además, rapea.

Durante la sesión de fotos de una revista, en la que Amber y otro miembro de su grupo, f(x), posaban como una pareja, Liu cumplía el papel de novio; y los rumores sobre que en realidad es chico haciéndose pasar por chica en una elaborada trampa, seguían circulando.

Es una excepción en la escena del K-pop, cada vez más global, dónde una infraestructura hegemónica y similar a la de una fábrica, produce en masa estrellas del pop calcadas, de las que se espera que actúen y tengan una imagen, bueno… perfecta. Muchos se someten a agresivas operaciones de cirugía plástica para cumplir estas expectativas, y si hay cualquier desviación de esta conformidad, se acaba con ella detrás de cámaras.

«He escuchado que visto como un chico y que debería ser más femenina, y lo puedo entender, pero yo simplemente me centro en lo que quiero hacer y en disfrutar de mi tiempo con los fans que me quieren por quién soy» nos escribe Liu, de forma diplomática, en un email.

Pero Liu no solo se ha integrado, si no que ha triunfado, convirtiéndose por sus propios méritos en una gran estrella dentro de uno de los grupos femeninos de K-pop más populares y en una celebridad a nivel global.

Liu, que acaba de cumplir 21 años, creció en West Hills y habla inglés y chino mandarín. «Crecí jugando muchos deportes, así que era básico atarte el pelo en una coleta y llevar ropa cómoda» explica Amber, añadiendo que estaba especialmente interesada en el skateboarding. «Al final me corté el pelo que siempre llevaba en una coleta, cuando terminé primaria, y fue la mejor decisión que he tomado».

En el instituto se burlaban de ella y le decían que parecía un hombre, comentarios que a veces le hacían llorar.

Descubrió el K-pop en un viaje a Taiwán con su familia. Cuando entró en el instituto, Amber se había enamorado de un tipo de música que no entendía, teniendo en cuenta que no hablaba coreano.

Pero eso no la echó para atrás y en 2008 realizó un casting en Los Ángeles, junto a un amigo, para unirse a S.M. Entertainment, una de las discográficas más grandes de Corea y uno de los motores de la globalización del K-pop.

Antes de la audición, Liu memorizó todas las canciones y estudió el significado de las letras. Aunque su amigo no lo consiguió, Liu fue una de los dos candidatos escogidos, y con 15 años se mudó a Corea del Sur para formarse a tiempo completo en un género musical que sus amigos desconocían, y así poder conseguir un puesto en un futuro grupo de K-pop.

Su familia pensaba que su estilo le pondría las cosas difíciles, pero Liu estaba decidida. «Había algo que me decía que todo iba a salir bien y que continuase siendo yo misma, sin cambiar».

Cuando la compañía de f(x) le dijo a Liu que podía seguir con su estilo masculino, Amber se sintió aliviada. «Siempre tenía la preocupación en mi subconsciente de cómo encajaría visualmente con las otras chicas».

Los comienzos fueron difíciles. Sentía que no encajaba y casi no podía comunicarse, aunque sus nuevas compañeras —Victoria, Luna, Sulli y Krystal— le ayudaron en esta transición.

Incluso a día de hoy, todos los componentes del grupo, de entre 19 y 26 años, comen, duermen y compran juntas. Durante las promociones de sus nuevos trabajos, se levantan sobre las 3 de la mañana y terminan de ensayar a las 2 de la mañana.

Pero su duro trabajo tuvo una recompensa. Un año después de que Liu se mudase a Corea, SM presentó al quinteto como f(x), un nombre que representa un juego de palabras entre la escritura matemática de función, y sus cromosomas X.

Bajo el apodo de “El grupo de baile pop de Asia”, f(x) cuenta con componentes chinos, coreanos, y coreano-americanos, y las raíces taiwanesas de Liu se consideran una parte esencial de su atractivo internacional.

Aunque tres de los cinco componentes nacieron fuera de Corea, todas hablan coreano (Liu fue la última en conseguirlo).

Hoy, sus vídeos consiguen millones de visitas, y su último álbum, “Pink Tape”, alcanzó el primer puesto en el ránking musical de Corea del Sur, Gaon. Además, 10 de las 12 canciones del álbum consiguieron una posición dentro del top 40.

En persona, Liu es tranquila y está segura de sí misma, aunque en algunas situaciones todavía le traiciona una leve timidez cuando habla con los fans. Conocida por gastar bromas a sus compañeras, cuenta chistes con una voz más bien grave. Como una especie de estrella del K-pop andrógina, todavía se encuentra tan fuera de lugar como lo estaba en el instituto, y a veces se parece más a las estrellas masculinas del género, que están algo feminizados, por lo menos bajo los estándares norteamericanos.

No a pesar de ello, si no a causa de ello, Liu es extremadamente popular entre los fans, que parecen haber estado pidiendo a gritos a alguien que no fuese el típico angelito del K-pop. O puede que quizás estén pidiendo algo más, ya que muchos de sus seguidores hablan en portales online sobre que pueda “salir del armario” o escriben fan fiction dónde la representan como lesbiana.

Liu se ha convertido en una marca única dentro del coreografiado y dulcemente coloreado mundo del K-pop, donde decenas de grupos casi indistinguibles debutan cada año. Esto ha ayudado sin duda alguna, a ella y a f(x), a aumentar su atractivo internacional, ya que el siguiente objetivo de la cultura hallyu (la ola coreana) parece ser el país natal de Liu.

En agosto, el grupo junto a otros idols del K-pop viajaron a los Los Ángeles para el KCON, que buscaba sacar provecho, en parte, de la incursión que había realizado allí el K-pop gracias al famoso “Gangnam Style” de Psy. Para Liu, la convención fue una vuelta a casa, y en la conferencia de prensa resumió los valores de f(x) en inglés: «Nosotras no somos monas y pequeñas y dulces. Nuestra música es potente y fuerte».

Aunque f(x) cree “gusanos auditivos” (canciones que se te repiten en la cabeza aún cuando no se está escuchando) que están influidos por la música dance electrónica y que son infinitamente canturreados, llenos de melodías de soprano y estribillos repetidos con raps ocasionales de Liu, el grupo es más bien conocido por sus coreografías fluidas y con estilo, que recogen desde pasos de Bollywood hasta hip-hop.

En su actuación en el KCON que tuvo lugar en el Sports Arena, Liu y sus compañeras comenzaron su show en un coche deportivo, se abanicaban así mismas con las manos durante “Hot Summer” y se mostraban a la moda durante “Electric Shock”. Sus compañeras llevaban vestidos cortos, diminutas faldas, pantalones ajustados o de cuero, pero Liu siguió con sus pantalones cortos y holgados y una camiseta amplia.

Eso no ha sido todo lo que ha sucedido en su invasión americana: en marzo f(x) se convirtió en el primer grupo de K-pop que actuó en “South by Southwest” en Austin, Texas, y a finales de ese meses, aparecieron en un video de “Funny or Die” en el que enseñaban a Anna Kendrick como moverse en el K-pop (después de reírse despiadadamente de ella, por supuesto).

Otros norteamericanos también se han infiltrado en el género: Noisey, el portal musical de la revista Vice, nombró a Bradley Ray Moore, un nativo norteamericano que pertenece a un grupo de Superstar-K como “probablemente el hombre blanco más famoso” de Corea.

«Mucha gente piensa que como no hablan un cierto idioma, no se pueden identificar fácilmente con él» explica Liu, que llama al K-pop un “lenguaje universal”.

¿Y sobre su dominio del coreano? Gracias a años de práctica, actuaciones y ser presentadora en la televisión coreana, por fin domina perfectamente el idioma.

¿El único problema? «Mi mandarín» bromea. «Cada vez es peor».

Fuente: LA Weekly
By: Allie~

Comentario: Que puedo decir solo que la respeto y admiro tanto como admiro a Hye Sun noona, por hacer y decir lo que piensan … sin dejar que el que diran les afecte … fighting Amber mi dongsaeng favorita …. i love you !!!

Anuncios

5 comentarios en “Amber Liu: una estrella andrógina del K-pop.

  1. Buenísima narración,crónica o como se llame esto, pero es buenísima. Muchas gracias por escribirla. Amo tanto a Amber, es la mejor*_*

  2. Realmente ,siempre la admire, por ser siempre firme y segura de si misma .
    Tiene un estilo unico y mas que nada una personalidad admirable.
    Se y tengo muy en claro que es una chica muy linda y con unos valores geniales.
    Ella me gusta, pero no por parecer hombre, simplemente por ser una chica unica y segura.
    No soy lesbiana, pero si bisex,me gusta y no lo niego…. y la respeto completamente por como es, una hermosa mujer, que sabe salir adelante ….💗

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s